12.1.07

Ideas atemporales...

Mantuvo su mirada hasta que el aire se volvió irrespirable. La sangre se heló en sus venas a la vez que la ingravidez se apoderaba de sus extremidades. Escupió un puñado de ásperos cristales cuando intentó decir "lo siento" y el dolor revertido fulminó inmediatamente cualquier atisbo de emoción en su rostro. Una lágrima huérfana resbaló pesadamente por su mejilla y se precipitó con desesperación contra el suelo, aplastando su alma. Una bocanada de vacío pasó a ocupar ese espacio lleno de confusión, creando tal descompresión que su corazón llegó a detenerse durante un periodo incomprendido de tiempo. Repentinamente, el "cuándo" dejó de existir y todo aquello dejó de tener sentido eternamente... hasta que se percató de que era exactamente lo que parecía. En ese instante preciso y volátil de lucidez, dejó de temblar, y trató de sujetar, lenta e inútilmente, el momento que voló como un globo de las manos de un niño... y ya nunca regresó. Siguió observando cómo se alejaba, durante algunos segundos... que también se esparcieron y desaparecieron allá, en alguna parte. Ahora había muerto...



...y ayer ya no estaba...



...y mañana no existía...



...era el resto de la eternidad lo que se encontraba erguido frente a su confusión.




(TEE7H1NG - 12/01/2007)

2 comentarios:

pedro finch_ dijo...

Mmmmm
Mamolao, sí señor.
Mu bien contao

jabberwock dijo...

Cool blog. I like the look too of the red and Black....neat!! :)